Reglamento de Convivencia Escolar

REGLAMENTO DE CONVIVENCIA ESCOLAR  COLEGIO SAN JOSÉ DE LA FAMILIA

 

REGLAMENTO DE SANA CONVIVENCIA ESCOLAR

 

ARTÍCULO 1°. Objetivos.

  • El presente reglamento de sana convivencia escolar tiene por finalidad promover y desarrollar en todos los integrantes de la comunidad educativa los principios y elementos que construyan una sana convivencia escolar, con especial énfasis en una formación que favorezca la prevención de toda clase de violencia o agresión.

 

  • Asimismo establece protocolos de actuación para los casos de maltrato escolar, los que deberán estimular el acercamiento y entendimiento de las partes en conflicto e implementar acciones reparatorias para los afectados.

 

1.3. Lo anterior es sin perjuicio de impulsar acciones de prevención tales como talleres de habilidades    socio – afectivas, habilidades para la vida, alfabetización emocional, competencias parentales, entre otros, teniendo en cuenta especialmente el proyecto educativo institucional.

 

ARTÍCULO 2°. Conceptos.

2.1. La sana convivencia escolar es un derecho y un deber que tienen todos los miembros de la comunidad educativa, cuyo fundamento principal es la dignidad de las personas y el respeto que éstas se deben. Es un aprendizaje en sí mismo que contribuye a un proceso educativo implementado en un ambiente tolerante y libre de violencia, orientado a que cada uno de sus miembros pueda desarrollar plenamente su personalidad, ejercer sus derechos y cumplir sus deberes correlativos.

 

2.2. Por comunidad educativa se entiende aquella agrupación de personas que, inspiradas en un propósito común, integran la institución educacional, incluyendo a alumnos, alumnas, padres, madres y apoderados, profesionales de la educación, asistentes de la educación, equipos docentes directivos y sostenedores educacionales.

 

ARTÍCULO 3°. Derechos y deberes de la comunidad educativa.

 

3.1. Todos los integrantes de la comunidad educativa deberán promover y asegurar una sana convivencia escolar y realizar sus actividades bajo las máximas del respeto mutuo y la tolerancia.

3.2. Los miembros de la comunidad educativa tienen derecho a desarrollarse en un ambiente sano y a recibir la formación integral necesaria para construirlo. En caso de que dicho ambiente no se cumpla o se vea afectado, sus integrantes tendrán derecho a denunciar, reclamar, ser oídos y exigir que sus demandas sean atendidas en resguardo de sus derechos. A su vez, están obligados a colaborar en el tratamiento oportuno de situaciones de conflicto o maltrato entre cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa y en el esclarecimiento de los hechos denunciados.

 

ARTÍCULO 4°. Comité de Sana Convivencia Escolar.

 

4.1. Existirá un Comité de Sana Convivencia Escolar u otro organismo similar, que estará integrado al menos por un representante de cada uno de los siguientes estamentos:

 

  1. El Director
  2. b) Encargada de convivencia escolar.
  3. c) Inspectoría
  4. d) Docentes.
  5. e) Psicólogo.
  6. f) Centro de alumnos.
  7. g) Centro de Padres.
  8. h) Los asistentes de la educación.

 

4.2. El Comité u órgano similar tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones:

 

* Proponer o adoptar las medidas y programas conducentes al mantenimiento de un clima

 escolar sano.

 

* Diseñar e implementar los planes de prevención de la violencia escolar del establecimiento

*Informar y capacitar a todos los integrantes de la comunidad educativa acerca de las consecuencias del maltrato, acoso u hostigamiento escolar y de cualquier tipo de conducta contraria a la sana convivencia escolar;

 

* Designar a uno o más encargados de convivencia escolar.

 

* Conocer los informes e investigaciones presentadas por el encargado de convivencia escolar.

 

* Requerir a la Dirección, a los profesores o a quien corresponda, informes, reportes o antecedentes relativos a la convivencia escolar.

 

* Determinar, con alcance general, qué tipo de faltas y sanciones serán de su propia competencia y aquellas que puedan resolverse directamente por los profesores u otras autoridades del establecimiento, así como los procedimientos a seguir en cada caso; y

* Aplicar sanciones en los casos fundamentados y pertinentes.

 

ARTÍCULO 5°. Encargado de Convivencia Escolar.

Existirá uno o más encargados de convivencia escolar, quienes deberán ejecutar de manera permanente los acuerdos, decisiones y planes del Comité de Sana Convivencia Escolar, investigar en los casos correspondientes e informar sobre cualquier asunto relativo a la convivencia.                                                                                                                                                                       

En el presente año lectivo la encargada  de convivencia escolar es La Docente María José Pérez Godoy.

 

ARTÍCULO 6°. Prohibición de conductas contrarias a la sana convivencia escolar.

Se prohíbe cualquier acción u omisión que atente contra o vulnere la sana convivencia escolar. La autoridad competente investigará, de conformidad a la normativa interna del establecimiento, las conductas consideradas como maltrato escolar, las que deberán ser debidamente explicitadas y, de ser pertinente, castigadas mediante un sistema gradual de sanciones.

 

ARTÍCULO 7°. Definición de maltrato escolar.

7.1. Se entenderá por maltrato escolar cualquier acción u omisión intencional, ya sea física o psicológica, realizada en forma escrita, verbal o a través de medios tecnológicos o cibernéticos, en contra de cualquier integrante de la comunidad educativa, con independencia del lugar en que se cometa, siempre que pueda:

  • Producir el temor razonable de sufrir un menoscabo considerable en su integridad física o psíquica, su vida privada, su propiedad o en otros derechos fundamentales;
  • Crear un ambiente escolar hostil, intimidatorio, humillante o abusivo.
  • Dificultar o impedir de cualquier manera su desarrollo o desempeño académico, afectivo, moral, intelectual, espiritual o físico.

7.2. Se considerarán constitutivas de maltrato escolar, entre otras, las siguientes conductas:

  • Proferir insultos o garabatos, hacer gestos groseros o amenazantes u ofender reiteradamente a cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • Agredir físicamente, golpear o ejercer violencia en contra de un alumno o de cualquier otro miembro de la comunidad educativa.
  • Agredir verbal o psicológicamente a cualquier miembro de la comunidad educativa;
  • Amedrentar, amenazar, chantajear, intimidar, hostigar, acosar o burlarse de un alumno u otro miembro de la comunidad educativa (por ejemplo: utilizar sobrenombres hirientes, mofarse de características físicas, etc.)
  • Discriminar a un integrante de la comunidad educativa, ya sea por su condición social, situación económica, religión, pensamiento político o filosófico, ascendencia étnica, nombre, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad, defectos físicos o cualquier otra circunstancia;
  • Amenazar, atacar, injuriar o desprestigiar a un alumno o a cualquier otro integrante de la comunidad educativa a través de chats, blogs, fotologs, Facebook, mensajes de texto, correos electrónicos, foros, servidores que almacenan videos o fotografías, sitios webs, teléfonos o cualquier otro medio tecnológico, virtual o electrónico;
  • Exhibir, transmitir o difundir por medios cibernéticos cualquier conducta de maltrato escolar.
  • Realizar acosos o ataques de connotación sexual, aun cuando no sean constitutivos de delito.
  • Portar todo tipo de armas, instrumentos, utensilios u objetos cortantes, punzantes o contundentes, ya sean genuinos o con apariencia de ser reales, aun cuando no se haya hecho uso de ellos.
  • Portar, vender, comprar, distribuir o consumir bebidas alcohólicas, drogas o sustancias ilícitas, o encontrarse bajo sus efectos, ya sea al interior del establecimiento educacional o en actividades organizadas, coordinadas, patrocinadas o supervisadas por éste.

 

ARTÍCULO 8°. Medidas y Sanciones Disciplinarias.

8.1. Se podrá aplicar a quien incurra en conductas contrarias a la sana convivencia escolar, y especialmente en los casos de maltrato, alguna o algunas de las siguientes medidas reconstructivas o sanciones disciplinarias:

  1. a) Diálogo personal pedagógico y correctivo.
  2. b) Diálogo grupal reflexivo.
  3. c) Amonestación verbal.
  4. d) Amonestación por escrito.
  5. e) Comunicación al apoderado.
  6. f) Citación al apoderado.
  7. g) Derivación psicosocial (terapia personal, familiar, grupal; talleres de reforzamiento, educación o de control de las conductas contrarias a la sana convivencia escolar).
  8. h) Asistencia a charlas o talleres relativos al consumo o efectos de las bebidas alcohólicas, las drogas o sustancias ilícitas.
  9. i) Servicios comunitarios a favor del establecimiento educacional, tales como apoyo escolar a otros alumnos, ayudantía a profesores, asistencia a cursos menores, entre otras iniciativas.
  10. j) Suspensión temporal.
  11. k) Condicionalidad de la matrícula del alumno.
  12. l) Reducción jornada escolar.
  13. M) No renovación de la matrícula para el próximo año escolar.
  14. N) Expulsión del establecimiento educacional, sólo aplicable en casos de especial gravedad, debidamente fundamentados, y luego de haber agotado todas las medidas correctivas anteriores, con pleno respeto al principio del debido proceso establecido en las normas respectivas.

 

8.2. Si el responsable fuere un funcionario del establecimiento, se aplicarán las medidas contempladas en normas internas, así como en la legislación pertinente.

8.3. Si el responsable fuere el padre, madre o apoderado de un alumno, en casos graves se podrán disponer medidas como la obligación de designar un nuevo apoderado, la prohibición de ingreso al establecimiento.

 

ARTÍCULO 9°. Criterios de aplicación.

9.1. Toda sanción o medida en primera instancia debe tener un carácter claramente formativo para todos los involucrados y para la comunidad en su conjunto. Será impuesta conforme a la gravedad de la conducta, respetando la dignidad de los involucrados, y procurando la mayor  protección y reparación del afectado y la formación del responsable.

9.2. Deberán tomarse en cuenta al momento de determinar la sanción o medida, los siguientes criterios:

  1. a) La edad, la etapa de desarrollo y madurez de las partes involucradas.
  2. b) La naturaleza, intensidad y extensión del daño causado.
  3. c) La naturaleza, intensidad y extensión de la agresión por factores como:

 

  • La pluralidad y grado de responsabilidad de los agresores.
  • El carácter vejatorio o humillante del maltrato.
  • Haber actuado en anonimato, con una identidad falsa u ocultando el rostro.
  • Haber obrado a solicitud de un tercero o bajo recompensa.
  • Haber agredido a un profesor o funcionario del establecimiento.
  1. d) La conducta anterior del responsable.
  2. e) El abuso de una posición superior, ya sea física, moral, de autoridad u otra.
  3. f) La discapacidad o indefensión del afectado.

 

ARTÍCULO 10°. Obligación de denuncia de delitos.

 

Los Directores, inspectores y profesores o encargado de Convivencia Escolar, deberán denunciar cualquier acción u omisión que revista caracteres de delito y que afecte a un miembro de la comunidad educativa, tales como lesiones, amenazas, robos, hurtos, abusos sexuales, porte o tenencia ilegal de armas, tráfico de sustancias ilícitas u otros. Se deberá denunciar ante Carabineros de Chile, la Policía de Investigaciones, las fiscalías del Ministerio Público o los tribunales competentes, dentro del plazo de 24 horas desde que se tome conocimiento del hecho, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 175 letra e) y 176 del Código Procesal Penal. Para los cuales se presentan Protocolos internos de actuación.

 

ARTÍCULO 11°. Reclamos.

 

11.1. Todo reclamo por conductas contrarias a la sana convivencia escolar podrá ser presentado en forma verbal o escrita ante cualquier autoridad del establecimiento, la que deberá dar cuenta a la Dirección, dentro de un plazo de 24 horas, a fin de que se dé inicio al debido proceso.

 

11.2. Se deberá siempre resguardar la identidad del reclamante y no se podrá imponer una sanción disciplinaria en su contra basada únicamente en el mérito de su reclamo. 

 

ARTICULO 12º. Protocolo de actuación

12.1. Mientras se estén llevando a cabo las indagaciones aclaratorias y el discernimiento de las medidas correspondientes, se asegurará a todas las partes la mayor confidencialidad, privacidad y respeto por su dignidad y honra.

 

12.2. De cada actuación y resolución deberá quedar constancia escrita en los instrumentos propios del establecimiento, debiendo mantenerse el registro individual de cada reclamo. No se podrá tener acceso a dichos antecedentes por terceros ajenos a la investigación, a excepción de la autoridad pública competente.

 

12.3. En el procedimiento se garantizará la protección del afectado y de todos los involucrados, el derecho de todas las partes a ser oídas, la fundamentación de las decisiones y la posibilidad de impugnarlas.

 

ARTÍCULO 13°. Deber de protección.

13.1. Si el afectado fuere un alumno, se le deberá brindar protección, apoyo e información durante todo el proceso.

13.2. Si el afectado fuere un profesor o funcionario del establecimiento, se le deberá otorgar protección y se tomarán todas las medidas para que pueda desempeñar normalmente sus funciones, salvo que esto último ponga en peligro su integridad.

 

ARTÍCULO 14°. Notificación a los apoderados.

Al inicio de todo proceso en el que sea parte un estudiante, se deberá notificar a sus padres o apoderados. Dicha notificación podrá efectuarse por cualquier medio idóneo, pero deberá quedar constancia de ella.

 

ARTÍCULO 15º. Investigación.

15.1. El encargado de convivencia escolar deberá llevar adelante la investigación de los reclamos, entrevistando a las partes, solicitando información a terceros o disponiendo cualquier otra medida que estime necesaria para su esclarecimiento.

15.2. Una vez recopilados los antecedentes correspondientes o agotada la investigación, el encargado deberá presentar un informe ante el Comité de la Sana Convivencia Escolar, o el que haga sus veces, para que este aplique una medida o sanción si procediere, o bien para que recomiende su aplicación a la Dirección o autoridad competente del establecimiento.

 

 ARTÍCULO 16°. Citación a entrevista.

16.1. Una vez recibidos los antecedentes por la autoridad competente, la Dirección o quien la represente deberá citar a las partes y, en su caso, a los padres o apoderados del estudiante o los estudiantes involucrados, a una reunión que tendrá como principal finalidad buscar un acuerdo entre las partes. Para esta entrevista, se considerará el tipo de tópicos que convenga tratar en presencia de los alumnos o sólo entre adultos.

 

16.2. En caso de existir acuerdo entre las partes se podrá suspender el curso de la indagación, exigiendo a cambio el cumplimiento de determinadas condiciones por un período de tiempo convenido. Si se cumplen íntegramente las condiciones impuestas se dará por cerrado el reclamo, dejándose constancia de esta circunstancia.

 

16.3. Si no hubiere acuerdo, se deberá oír a las partes involucradas, quienes deberán presentar todos los antecedentes que estimen necesarios. También se podrá citar a un profesional en la materia, quien podrá aconsejar o pronunciarse al respecto.

 

ARTÍCULO 17°. Resolución.

 

La autoridad competente deberá resolver si se cumplen los requisitos para imponer una sanción, o bien si el reclamo debe ser desestimado. Deberá quedar constancia de los fundamentos que justifiquen la decisión adoptada. Dicha resolución debe ser notificada a todas las partes y, en su caso, al Comité de la Sana Convivencia Escolar.

 

ARTÍCULO 18°. Medidas de reparación.

 

En la resolución, se deberá especificar las medidas de reparación adoptadas a favor del afectado, así como la forma en que se supervisará su efectivo cumplimiento. Tales medidas podrán consistir, por ejemplo, en disculpas privadas o públicas, restablecimiento de efectos personales, cambio de curso u otras que la autoridad competente determine.

 

ARTÍCULO 19°. Recursos.

Todas las partes tendrán la posibilidad de recurrir fundadamente en contra de la resolución adoptada por el Comité o autoridad competente, dentro de un plazo razonable.

 

ARTÍCULO 20°. Mediación.

El establecimiento podrá implementar instancias de mediación u otros mecanismos de similar naturaleza como alternativa para la solución pacífica y constructiva de los conflictos de convivencia escolar. Este sistema incluirá la intervención de alumnos, docentes, orientadores, otros miembros de la comunidad educativa y especialistas

 

 

ARTÍCULO 21°. Publicidad.

El establecimiento deberá adoptar las acciones necesarias para la correcta, oportuna y completa difusión acerca de las normas y planes relativos a la convivencia escolar a través de todos los medios disponibles, para que la comunidad educativa esté permanentemente informada y pueda ejercer sus derechos.

 

PROCEDIMIENTO A SEGUIR EN CASO DE PERTURBACIÓN DE LA CONVIVENCIA ESCOLAR

LEY 20516 SOBRE VIOLENCIA ESCOLAR

I CONCEPTO

 

El presente Plan de Acción se enmarca dentro de la nueva regulación acerca de la calidad de vida escolar y laboral, y tiene por objetivo integrar parte fundamental del conjunto de nuevas necesidades de la Convivencia Escolar dentro de los establecimientos educacionales del país.

El maltrato infantil, es todo aquello que se opone al buen trato y bienestar de los niños y niñas, toda acción u omisión que produzca menoscabo en la salud física y psíquica de los menores. Donde se establece un nuevo modelo que consiste en reconocer al niño, niña y adolescente la condición de sujeto pleno de derechos, esto es, “los niños son sujetos de derechos en el sentido de que como seres individuales tienen la titularidad de ellos y no son sólo objeto de protección”. El niño o niña víctima de un delito tiene la calidad de interviniente en el nuevo proceso penal, y por ende, se le debe asegurar el ejercicio de todos y cada uno de los derechos que el Código Procesal Penal otorga a la víctima.

Se entenderá por buena convivencia escolar la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes.

Se entenderá por acoso escolar toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento reiterado, realizada fuera o dentro del establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado, que provoque en este último, maltrato, humillación o fundado temor de verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios tecnológicos o cualquier otro medio, tomando en cuenta su edad y condición.

Si bien es cierto que la descripción legal de Acoso Escolar se refiere directamente a la interacción entre “estudiantes”, vale tener muy presente el Art. 16, letra D de la misma Ley.

Artículo 16 D.

“Revestirá especial gravedad cualquier tipo de violencia física o psicológica, cometida por cualquier medio en contra de un estudiante integrante de la comunidad educativa, realizada por quien detente una posición de autoridad, sea director, profesor, asistente de la educación u otro, así como también la ejercida por parte de un adulto de la comunidad educativa en contra de un estudiante.”

Entendiendo que el Comité de Convivencia Escolar tiene como propósito intervenir de manera positiva el clima escolar, favoreciendo una cultura de mayor participación y empatía, este plan de acción está dirigido a los posibles y eventuales incidentes críticos que suceden dentro del establecimiento.

Las medidas tomadas por el Establecimiento, a través del Comité de Convivencia, tendrán, en rigor de la Ley, y a la luz del Proyecto Educativo Integral, el carácter FORMATIVAS y no PUNITIVAS.

II  Tipos de Comportamientoque perjudican la convivencia escolar

 

Para elaborar un manejo adecuado de las situaciones que pueden afectar la buena convivencia escolar es importante tener en consideración las siguientes distinciones.

 

Agresividad

Corresponde a un comportamiento defensivo natural, como enfrentar situaciones de riesgo; es esperable  en toda persona que se ve enfrentada a una amenaza que eventualmente podría afectar su integridad.

Los impulsos agresivos deben ser modulados, orientados y canalizados mediante la autorregulación, el autocontrol y la autoformación.

Conflicto

Involucra a dos o más personas que entran en oposición o desacuerdo debido a intereses verdadera o aparentemente incompatibles.

Es un hecho social. Debe ser abordado y resuelto, no ignorado, y para ello existen mecanismos como la mediación, la negociación o el arbitraje.

Violencia

Existen diversas definiciones de violencia según la perspectiva que se adopte. Todas tienen en común dos ideas.

  1. El uso ilegítimo del poder y de la fuerza, sea física o psicológica.
  2. El daño a otro como una consecuencia.

Es un aprendizaje, no es un hecho o condición natural de las personas. La violencia debe ser erradicada mediante prácticas solidarias, pacíficas, que fomenten el dialogo y la convivencia social.

Bullying

Es una manifestación de violencia en la que un estudiante es agredido/a y se convierte en víctima al ser expuesta, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas por uno o más compañeros/as. Se puede manifestar como maltrato psicológico, verbal o físico que puede ser presencial, es decir directo, o mediante el uso de medios tecnológicos.

Es una de las expresiones más graves de violencia y debe ser identificada, abordada y eliminada del espacio escolar de manera decidida y oportuna, con la participación de toda la comunidad.

 

III MANIFESTACIONES DE VIOLENCIA ESCOLAR

 

Violencia Psicológica

Incluye humillaciones, insultos, amenazas, burlas, rumores mal intencionados, aislamiento, y/o discriminación de cualquier tipo. También considera las de carácter permanente como el Bullying.

 

Violencia Física

Toda agresión física que provoca daño o malestar: patadas, empujones, cachetadas, manotazos, mordidas, arañazos, etc., que pueden ser realizadas con el cuerpo o algún objeto. Consideran desde las agresiones ocasionales hasta la conformación de Bullying.

 

Violencia Sexual

Son las agresiones que vulneran los límites corporales con connotación sexualizada y trasgreden la esfera de la sexualidad de una persona. Incluye tocaciones, insinuaciones, comentarios de connotación sexual, abuso sexual, violación o intento de violación, etc., también se consideran las burlas de connotación sexual aún en ausencia de la persona, cuando son realizada en el contexto donde se desenvuelve.

 

Violencia por Razones de Género

Son provocadas por estereotipos de género. Estas ayudan a mantener el desequilibrio de poder o influencia entre hombres y mujeres. Incluye cualquier tipo de violencia cuando es fundado en presunta superioridad de un género sobre otro.

 

Violencia a través de Medios Tecnológicos

Implica el uso de tecnología para realizar agresiones o amenazas a través de correos electrónicos. Chat, blogs, fotologs, MSN, msm, sitios web, WhatsApp o cualquier otro medio tecnológico, virtual o electrónico que puede constituirse en Ciberbullying. Genera un profundo daño en las víctimas, dado que son acosos de carácter masivo y la identificación de él o los agresores se puede hacer más difícil.

 

Maltrato por abandono o negligencia.

Se refiere a situaciones en que los padres o cuidadores, estando en condiciones de hacerlo, no dan el cuidado y protección que los niños y niñas que necesitan para su desarrollo. El cuidado personal implica diversos ámbitos como son la alimentación, estimulación, educación, recreación, salud, aseo, etc.

 

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN.

IV PROCEDIMIENTO A SEGUIR EN SITUACIONES DE MALTRATO INFANTIL

 

De acuerdo a la legislación vigente en la materia y la función educativa y formativa del establecimiento, es de suma importancia la actuación oportuna, integral, eficaz y pertinente del presente plan de acción por cada uno de los miembros del personal del colegio San José de la Familia dentro de las 24 hrs. siguientes al conocimiento de los hechos. Se considera relevante que la ley exige para estas denuncias sólo la Sospecha Razonable y no son necesarios elementos de prueba ya que esto es parte de la investigación posterior.

 

  1. Inmediatamente después de que tomar conocimiento de un hecho de esta naturaleza (ya sea por observación directa, relato de un tercero o del propio niño), se ha de informar por escrito al departamento de Convivencia Escolar y a la Dirección del establecimiento.
  • El denunciante conservará una copia del informe, el cual debe incluir la fecha de entrega y la firma de quien recepciona.
  • En caso de que el denunciante fuese Asistente de Aula, deberá informar en primera instancia al Profesor Jefe, quien seguirá el conducto regular mencionado.
  • En caso de la ausencia del Profesor Jefe, el Asistente de Aula asumirá dicha función íntegramente.
  • Una vez recepcionada la denuncia, será función del encargado de convivencia o inspectoría, proceder a realizar la Constatación de Lesiones y/o Solicitud de Evaluación Psicológica en el servicio de asistencia pública más cercano. En caso de que la acusación implique la participación de personal del establecimiento, las autoridades antes nombradas, deberán informar con carácter de urgencia a la Dirección del establecimiento para que ésta tome las medidas administrativas correspondientes (Apartar temporalmente de sus funciones al sujeto, manteniendo el pago de la remuneración fijada en su contrato mientras dure la investigación. Delegar las funciones del personal apartado a otro trabajador, solicitar a los psicólogos del establecimiento realizar intervenciones de contención, etc.).
  • Durante la Constatación de Lesiones, en el mismo centro de atención se podrá realizar la denuncia correspondiente a las autoridades (funcionarios de Carabineros o PDI destinado al recinto asistencial), la cual, por oficio, pondrá en curso la investigación por fiscalía.
  • En caso de no poder realizar la denuncia por maltrato durante la Constatación de Lesiones, Inspectoría o encargado de convivencia deberá efectuar la denuncia directamente en la Comisaría de Carabineros más cercana o Cuartel de Policía de Investigaciones.
  • Apenas realizadas diligencias anteriores, se notificará de lo acontecido al apoderado del (la) alumno(a) con la finalidad de que tome conocimiento de las medidas adoptadas por el establecimiento en base al Protocolo de Maltrato Infantil.
  • Previo a las 36 hrs. de recepcionada la denuncia interna, se emitirá un informe a la Dirección del Establecimiento, en el cual se debe detallar la identificación del estudiante, procedimientos llevados a cabo (incluyendo la notificación al apoderado) e instrucciones a seguir (Confirmación del Número de Denuncia, Periodo de Investigación, Medidas Cautelares dictadas por tribunales, etc.).
  • La Dirección del Establecimiento, dentro de un plazo de 3 días posteriores a la recepción del informe, generará un informe con estos antecedentes al Profesor Jefe del estudiante, al Jefe de ciclo Académico correspondiente al nivel y al Equipo Multidisciplinario.

V  INDICACIONES GENERALES

La Ley N°16.618, Ley de Menores, en su texto refundido, coordinado y sistematizado contenido en el D.F.L. N°1 de 2000, del Ministerio de Justicia, Artículo 66, dispone que deberán denunciar los hechos constitutivos de maltrato de menores, aquellos que en conformidad a las reglas generales del Código Procesal Penal, estuvieren obligados a hacerlo (entre ellos, cada uno de los funcionarios que trabajen en establecimientos de educación) de acuerdo a lo establecido en el artículo 175 letra b) del Código Procesal Penal y articulo 61 letra k) del Estatuto Administrativo.

 

Ante hechos de esta naturaleza se debe poner el hecho en conocimiento de las Instituciones Policiales, de Salud o de Justicia responsables de investigar, debiendo concurrir directamente con el menor al Servicio de Urgencia más cercano, Hospital o Consultorio, en caso que se detecten señales claras de agresión física o sexual, asimismo con el fin de determinar la identidad del agresor, no se debe realizar aseo génito anal al menor ni manipulación de sus ropas.

 

Existe obligación de asistir a citaciones cuando estas sean realizadas por la Fiscalía Local del Ministerio Publico, Juzgados de Garantía y/o Tribunal Oral en lo Penal, en su calidad de funcionario público o cuando sea citado por el fiscal de un sumario administrativo o investigación sumaria. La Institución en la que trabaje debe dar todas las facilidades a los funcionarios citados a declarar por los órganos mencionados.

 

VI  INSTITUCIONES QUE INTERVIENEN FRENTE A DENUNCIAS DE MALTRATO INFANTIL

 

  1. El Ministerio Público es la institución pública que ejerce la función exclusiva de investigar y perseguir los hechos que revisten carácter de delitos. Cumple también el importante rol de adoptar medidas de protección a favor de las victimas frente a probables hostigamientos, amenazas o atentados. El Ministerio Público debe otorgarle una protección especial a los derechos de los niños y niñas víctimas de un delito. j
  2. La Defensoría Penal Pública es un servicio público que tiene por finalidad la defensa de las personas imputadas por un crimen, simple delito, o falta que no cuente con un abogado de su confianza y que requiera de un defensor técnico. La defensa Penal Pública es gratuita para los beneficiarios que no dispongan de recursos para poder financiarla privadamente.
  3. Juzgados de Garantía son aquellos destinados a garantizar los derechos fundamentales de los intervinientes en el proceso de investigación, (victima, imputado, querellante, ministerio público, Defensoría penal). Los juzgados deben garantizar especialmente la vigencia de los derechos de los niños y niñas en el proceso penal
  4. Tribunal oral en lo penal es aquel compuesto por tres jueces abogados ante el cual se desarrolla el juicio oral.
  5. La Policía de Investigaciones es auxiliar del Ministerio Público en las tareas de investigación y debe llevar a cabo las diligencias necesarias de conformidad a las instrucciones que le dirigieren los fiscales.
  6. Carabineros de Chile, tiene también el mismo carácter de auxiliar del Ministerio Público, y deberá desempeñar las funciones que el fiscal a cargo dispusiere.
  7. Los Fiscales del Ministerio Público son los únicos facultados por ley para investigar los delitos.
  8. Los Juzgados de Familia, constituye una nueva justicia especializada en materia de familia, en la que se usan procedimientos orales, sin existir intermediarios entre el juez y las partes y las audiencias son continuas, tendientes a resguardar el interés superior del niño, niña y adolescente y su derecho a ser oído en los temas que les pudieren afectar.
  9. El SENAME cuenta con proyectos especializados para atender a niños, niñas y adolescentes que hayan sufrido maltrato grave o abuso sexual a lo largo del país, los que disponen de psicólogos, trabajadores sociales, abogados, educadores y otros especialistas. Además, como parte del proceso de reparación, se recurre a medidas legales que permitan proteger al niño/a y sancionar al agresor.
  10. Existen además las Oficinas de Protección de Derechos (OPD) que es una instancia a nivel comunal destilada a brindar protección integral a los niños y niñas que se encuentran en una situación de exclusión social o vulnerabilidad de sus derechos, ofreciendo atención directa a niños y niñas en su contexto familiar y comunitario, constituye una puerta de entrada a los recursos que ofrece el ámbito local, se puede consultar en cada Municipalidad respecto de estas Oficina de Protección.

VII  MEDIDAS DE PROTECCIÓN

 

Son medidas de protección jurisdiccionales, que puede ordenar el juez, establecidas por la ley, tendientes a la protección de los derechos de los niño, niña o adolescente, que se encuentre en situación de vulnerabilidad, ya sea por maltrato, abuso, explotación, abandono, entre otros. Si estas medidas implican alejamiento del grupo familiar sólo se tomarán en casos estrictamente necesarios y se preferirá, para que asuman provisoriamente su cuidado, a parientes consanguíneos o personas con las que tenga afinidad.

 

El procedimiento podrá iniciarse de oficio o a requerimiento del niño, niña o adolescente, de sus padres, de las personas que lo tengan bajo su cuidado, de los profesionales o del director del establecimiento educacional al que asista, de los profesionales de la salud que trabajen en los servicios en que se atienda, del Servicio Nacional de Menores o de cualquiera persona que tenga interés en ello, este requerimiento no necesita cumplir formalidad alguna, bastando la sola protección para dar por iniciado el procedimiento. Algunas de estas medidas son:

 

  1. Confiar el cuidado del menor a una persona o familia en caso de urgencia.
  2. Ingreso a un programa de familia de acogida o centro residencial por un período estrictamente necesario
  3. Disponer la concurrencia de niños o niñas, sus padres a programas o acciones de apoyo, reparación u orientación, para enfrentar y superar las situaciones de crisis.
  4. Suspender el derecho de una o más personas determinadas a mantener relacionéis directas o regulares con el niño o niña.
  5. Prohibir o limitar la presencia del ofensora) en el hogar común, u en otro lugar.
  6. La internación en un establecimiento hospitalario, psiquiátrico o de tratamiento especializado, cuando sea indispensable frente a una amenaza a su vida o salud.
  7. La prohibición de salir del país para el niño o niña sujeto de la petición de protección.

 

Para el cumplimiento de las medidas decretadas, el juez podrá requerir el auxilio de Carabineros de Chile, y estas no podrán durar más de noventa días.

Enter your keyword: